Somos Monvital

MONVITAL nace en 2014 con la idea de crear elaboraciones sanas y saludables, cuya base son productos vegetales ecológicos utilizando un nuevo concepto que reune tradición e innovación.

La misión de MONVITAL es ofrecer productos y servicios de calidad que cumplen con los principios de Sustentabilidad. Incentivar el consumo responsable para mejorar de calidad de vida e impulsar el desarrollo y las relaciones entre empresas ecológicas y colectivos desfavorecidos. Ofreciéndoles soluciones de producción integrales y éticas.

MONVITAL es una empresa consolidada y reconocida, tanto a nivel comercial como social, por la elaboración de productos y servicios ecológicos, sostenibles y de proximidad . Opera a través de redes que implican a todas las partes interesadas: los consumidores, los proveedores y la sociedad en general.

Primera empresa que opera desde el MERCAOBRADOR, un mercado de aprovechamiento alimentario.

Monvital ha sido seleccionada por AGRO-LAB, Incubadora d’Empreses Agroalimentàries

Monvital ha formado parte del proyecto Col·lab, de Las Naves un espacio de creación e innovación del Ayuntamiento de Valencia de apoyo a ideas con gran potencial de transformación y que responden a los retos de la ciudad de València: la movilidad, la energía, la agroalimentación, la ciudad saludable y la cultura.

MONVITAL ha identificado las siguientes necesidades:

  • Dificultad del acceso a espacios acondicionados que cumplan con la legislación vigente en materia técnico sanitaria, por parte de personas emprendedoras para el desarrollo de nuevos proyectos en materia agroalimentaria.
  • La necesidad de espacios para la transformación de cantidades a pequeña escala de los excedentes de producto fresco de agricultores, para poder optimizar sus cosechas y desestacionalizar sus ingresos.
  • Falta de productos elaborados saludables listos para el consumo, que permitan a las personas con falta de tiempo, mejorar su calidad de vida con una buena alimentación.
  • Alternativas saludables para personas con necesidades alimentarias especiales, tales como intolerantes a la lactosa, PLV, celíacos…
  • Cambio del modelo productivo, con el fin de obtener productos en el mercado que minimicen el impacto ambiental, reduciendo la huella de carbono por el uso de materias primas locales y variedades autóctonas, contribuyendo a la mejora de la biodiversidad.